solo monitosSurge como iniciativa para el manejo sustentable del medioambiente y para organizar a través de la Comunidad Terapéutica de Peñalolen (CTP)  un programa de reciclaje que generara condiciones para la inclusión social de grupos vulnerables y un aporte al desarrollo territorial a través de buenas prácticas ambientales en una red ciudadana local de la Región Metropolitana.

Para esto la CTP, desarrolla un  diagnóstico comunitario para iniciar el proyecto dando lugar a alianzas sociales e institucionales, en defensa del medio ambiente, para la consolidación de Derechos Humanos y  la proyección dentro y fuera de los límites territoriales de la comuna de Peñalolen

Su origen se remonta al año 2005 para fortalecer el intercambio, asociacionismo y participación ciudadana en tema medioambiental y de exclusión social. El 2008 el fondo D.O.S. (División de Organizaciones Sociales) permite atender a diagnóstico comunitario de presencia de microbasurales en el entorno local. Los actores que  motivaron para tomar acciones sobre esos acontecimientos o situaciones son la Asamblea comunitaria de la CTP, Concejo Vecinal de Desarrollo – unidad vecinal Nº9 del sector, Luis Alcaíno (centro de acopio comunal cercano a CTP), vecinas/os y negocios del barrio, dispositivos de la red de salud mental local (hogares y laboral protegidos)

La consideración fundamental sobre derechos humanos, el derecho al medio ambiente y fortalecer grupos minoritarios vulnerables, asociándose en tema de interés público y no sólo respecto a «condición de vulnerabilidad social», junto a la detección de microbasurales en el sector local y posibilidad de implementar un modelo de intervención y acción participativa, dan lugar a que esta iniciativa se pueda desencadenar logrando continuidad hasta el día de hoy.

Es así como se ha consolidado un  grupo de reciclaje con integrantes de la asamblea y equipo de la CTP. Este grupo se reúne dos veces por semana en recolección, clasificación y traslado de residuos sólidos a centro de acopio para intercambio y orientación. Como parte de sus actividades también cuentan las capacitaciones que se han llevado a cabo en torno al manejo de estos. En la actualidad existe una red que articula organizaciones comunales, acercando a experiencias y conocimientos de reciclaje en torno a participación, respeto a la diversidad y no discriminación hacia personas con discapacidad de causa psíquica, que se vincula y compromete  con vecinos/as y colaboradores para implementar puntos de recolección y mantención de diálogo a través de «Encuentros de REDcicla»

La permanencia del grupo de reciclaje, su interés por el medio ambiente y la necesidad colectiva de inclusión social, sostienen el ejercicio sistemático de la actividad. Este grupo integrado en la asamblea comunitaria de la CTP, profundiza la asociatividad de la experiencia y la generación de lazo social que implica cada una de las tareas del reciclaje. Además de considerar la consolidación de la red de reciclaje  por los mismos integrantes de la asamblea, vecinas, amigos/as y familiares, permitiendo difusión de la experiencia, nuevos colaboradores/as de la red y encuentros con ésta

El grupo de reciclaje, en su camino, ha tenido que repensar obstáculos para la experiencia y estrategias para superarlos. Para ello, se desarrollan reuniones semanales de planificación y/o coordinación donde los integrantes de la experiencia las exponen. Ejemplos:

  • Algunos puntos de recolección han sido usados como basureros. Se realizan jornadas de difusión con apoyo de vecinos/as para aclarar los residuos que en tal lugar se recolectan
  • Sector de reciclaje insuficiente para su desarrollo. Requiere de nuevos fondos, que la asamblea de la CTP e institución no abordan en su totalidad. Hemos postulado a fondos que no han sido aprobados
  • La inclusión de personas con discapacidad de causa psíquica no es prioridad en las políticas públicas en salud mental. Socializamos esta experiencia en instancias de discusión y formación académicas y comunitarias
  • Se han ofrecido nuevos puntos de recolección pero no tenemos medio de transporte para traslado hasta la CTP. Hemos tenido que rechazar algunas de estas nuevas oportunidades

Las decisiones del grupo en torno a la experiencia y cómo organizar el trabajo también toma lugar en la reunión de coordinación semanal donde se logran  acuerdos respecto a la distribución de tareas, nuevas ideas a implementar, planificación anual, analizar y resolver dificultades. Esto se comparte en la asamblea de la CTP. Con el tiempo han surgido nuevos puntos de reciclaje, la elaboración de bolsas reutilizables para traslado, apoyo a otras personas e instituciones reutilizando residuos que no podemos intercambiar en centro de acopio (cajas de huevo, tetrapack, bolsas plásticas)

A su vez, se registran necesidades del grupo en la reunión semanal y son transmitidas en la asamblea, donde se reúne el dinero obtenido semanalmente, en una economía colectiva. Además, el equipo de la CTP gestiona fondos a través de proyectos y concursos

Tanto el conocimiento adquirido sobre reciclaje y el valor de una práctica de cuidado del medio ambiente como la relevancia del trabajo colectivo sobre residuos sólidos que para otros son desechos, para el grupo es una experiencia de profunda vitalidad.

Hoy en día nos interesa continuar con la educación ambiental, las buenas prácticas en consumo y generación de residuos con la comunidad local, para transmitir la experiencia y los conocimientos adquiridos a través de material educativo y encuentros sistemáticos con la red. Así mismo poder fortalecer redes sociales locales que permitan ampliar el intercambio de experiencias y la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social.

Consideramos que este grupo ha desarrollado procesos relevantes introducidos por la experiencia como es la inclusión de personas con historias de vida de vulneración y exclusión social, lo que ha representado en el tiempo una dificultad importante de participar en instancias significativas para ellas y ellos en la cotidianidad. Por otra parte, el diseño e implementación de un sistema de organización colectiva de manejo sustentable de residuos sólidos, asociando escuelas, instituciones privadas y públicas y organizaciones comunitarias, nos ha permitido pensar en lo fundamental que resulta la intersectorialidad, es decir, no sólo vincularse con sector salud sino también con diversos sectores de la sociedad civil y para ello, entre otras cosas, hemos realizado jornadas de capacitación integrando grupos sociales, organizaciones  y entidades públicas y privadas desde el respeto a la diversidad.

Para finalizar, podemos decir que dentro de nuestras dificultades institucionales, que tienen efectos en el grupo REDcicla, tienen relación con el apoyo financiero y alianzas con organizaciones empresariales- como desearíamos- dada la inexistencia de una legislación respecto a empresas sociales; sin el apoyo del intersector empresarial para iniciativas sociales e inclusivas, estas son remitidas exclusivamente al sector salud el cual tampoco atiende suficientemente estas iniciativas. Requerimos de participación en políticas públicas de salud mental que favorezcan el desarrollo concreto de este tipo de  experiencia y su replicabilidad mediante convenios de colaboración con instituciones privadas y públicas, garantizando ampliamente la continuidad en el tiempo y el apoyo financiero privado, en el sentido de la responsabilidad social