Comunidad Terapéutica de Peñalolén

La asamblea es el corazón de comunidad, es una reunión semanal abierta integrada por personas que han ingresado al programa ambulatorio y  miembros del equipo que realizan funciones de apoyo.

Se abordan temáticas del día a día, la cotidianidad para el grupo y para el equipo tratante. Se realizan acuerdos colectivos sobre la vida cotidiana, fundamentalmente la convivencia y a la circulación en los espacio de la casa.

Su historia y su forma han ido variando con el grupo que la ha integrado, con el equipo que se ha hecho parte del trabajo en la Comunidad y de quien la coordina. Sin embargo, desde sus inicios, ha apelado a la inclusión social, a la consideración del enfoque de Derechos Humanos, fortaleciendo el estatuto de sujetos de derechos. De esta manera es que en la asamblea se han ido instalando sistemáticamente temas sobre derechos y deberes (Ley 20.422 sobre normas en torno a Oportunidades e Inclusión Social de personas con Discapacidad) el acceso a beneficios como Pensión Básica Solidaria, Colectivo laboral, Colectivo vivienda, entre otros.

Con el tiempo, se ha configurado una economía de la asamblea, producto de actividades de lazo social como el Redcicla (traslado de residuos sólidos a centro de acopio) y Bazar (venta de ropa donada por colaboradores de la Comunidad) en las que reunimos dinero que la asamblea ha destinado a una economía colectiva para distintos empleos. En qué invertir, es una pregunta que la asamblea responde apoyando con el ambiente, con materiales para hacer aseos, compra de combustible para calefacción en invierno, mejoramiento de desayunos, entre otros. Con talleres, aportamos para compra de materiales para que puedan dar continuidad a sus actividades, como por ejemplo, aportar un plus al dinero que invierte la Comunidad como institución en la compra de palmetas de cerámica para el taller de mosaico, discutimos además el que hacemos con todas las cosas que se producen en los talleres de arte, para dar paso al valor de la autoría por ejemplo. Y con las actividades de lazo social, ofreciendo ideas y recursos económicos para contribuir en el desarrollo de éstas.

Las inquietudes respecto al ingreso de un nuevo integrante o el egreso de alguien también son tomadas en la asamblea, como forma de acompañar esos procesos significativos en la vida de cada uno de ellos.